jueves, 22 de diciembre de 2011



Llega  la  Navidad  y como todos los años viene acompañada de los típicos tópicos.
Encuentros familiares, familias unidas brindando en torno a una suculenta mesa. Cuando oigo esto me acuerdo de todas las personas que detestan estos días, ficticios, llenos de recuerdos de familiares que no están ya  ó de los que estando no reconocen a los que están , bien por su demencia, bien porque aún conociendo no quieren reconocer. Estos encuentros familiares a veces se transforman en desencuentros  cuando se provocan abrazos, sonrisas y deseos de felicidad alrededor de un árbol luminoso lleno de regalos innecesarios ó de todo a cien que ponen al personal a cien.
Luego está el discurso del Rey leyendo toda una retahíla de recuerdos hacia los más necesitados,  los que sufren la lacra del paro y de la crisis…  y aún así felicitándonos.
         Si nos olvidamos de los tópicos lo que realmente vemos en la Navidad es consumo y contradicciones: nos hablan de crisis y nos invitan a consumir, muchas familias se pasan el año rodeándose de desencuentros  y en estas fechas se invitan al  reencuentro.
Quiero desenmascarar estos tópicos  con el que para algunos  puede ser el mayor tópico y es que la  Navidad no existe.
Para los creyentes es otra cosa, que nada tiene que ver con lo que nos muestra la publicidad de turno.
Para el consumidor es la justificación de su consumismo
Y para aquellos que no se dejan chantajear por los tópicos, las utopías y  los falsos reencuentros, la Navidad  deja de existir porque si hay que trasmitir valores de paz, felicidad, encuentros sinceros y buenas vibraciones no es necesario esperar a la Navidad: en todo caso que todos  los días sean Navidad.
FELICES DÍAS DEL 2012 


P.D: Acompaño al post, la particular visión de la Navidad de Sabina y Serrat a través de este villacinco. 

1 comentario:

  1. Está bién que recuerdes que éstas fiestas religiosas, por tradición, por imposición, ficticias en la mayoría de los casos, nos obligan como tu dices a reunirnos, a ser felices,a consumir...¡he aquí!, una nueva "religión" más poderosa nos invade, "la religión del consumismo". Habrá que cambiar "Feliz Navidad", por "Feliz Consumismo".
    Ignoremos éstas fiestas. Mientras tanto, comamos, bebamos, amémonos y brindemos todos los días del año, ¡chim! ¡chim!, va por tí, Begoña.
    Besos,David

    ResponderEliminar

Marea naranja

Marea naranja
Navegando con la marea naranja(cliquea)

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar
Imagenes para sobrellevar la crisis

Mercedes Sosa

Mercedes Sosa
Mercedes Sosa: "Gracias a la vida"

ZAZ

ZAZ
ZAZ- Je veux

Tiken jah Fakoly: Ya nada me asombra

Macaco: "Mensajes de Agua"y su aportación a los discapacitados

Discurso final de Charles Chaplin en la película “el Gran Dictador

Eduardo Galiano: El Derecho al delirio

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

PUEDES SEGUIRME DESDE TU CORREO ELECTRÓNICO

SEGUIDORES