martes, 24 de abril de 2012



                  En esta nueva era de  la crisis con las nuevas y forzadas formas de relaciones y convivencia, nuestros dirigentes han inventado   un nuevo lenguaje de transmisión de mensajes a la ciudadanía lleno de paradojas e ironías.
            Cumpliendo con la máxima de no emplear la palabra recorte, se han especializado en sinónimos con denominación de origen. Es así como lo que está actualmente de moda son los ajustes necesarios, las reformas imprescindibles, la sostenibilidad obligatoria, la racionalización del gasto público y la indispensable reorganización.
         Y paradojas de la nueva gestión: es necesario mejorarla unificando administraciones y servicios, centralizándolos para evitar duplicidades y sobre todo para “acercarlos más al ciudadano, burocratizándolo menos”.  Nos dicen que hay que renovarse, cambiar de mentalidad y dejar de ser negativos, porque las reformas (que no los recortes) son necesarias para crear empleo. Y hemos de empezar a ser conscientes que todo lo que se le acercó  al ciudadano en su día, era un lujo.
Así pues, es necesario hacer un pequeño “sacrificio” (otra palabra del nuevo argot anticrisis) para caminar hacia  unos  servicios públicos  optimizados y de cercanía  y recorrer las nuevas ubicaciones estructurales en busca del médico despedido, la farmacia cerrada, la escuela perdida y la mayoría de  los servicios sociales básicos eliminados.
Pero este sacrificio necesario hemos de hacerlo, que no se nos olvide,  como consecuencia de la herencia recibida (frase imperante de la nueva época) y parece ser que tenemos que alegrarnos por estar a la vanguardia  en implantación de “medidas correctoras”, nunca antes “disfrutadas” en esta democracia. Alegría….
Igual que cuando el hombre pisó la luna por primera vez, diciéndonos aquello de “que  era  un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad”, los pocos euros que nos suben en las recetas, la luz, el gas y las matriculas universitarias y  que son  "tres cafetitos de nada" , suponen, parece ser , un gran paso para la salida de la crisis, solucionando el mal estado del estado del bienestar.
Nos explican que “son sacrificios, para sentar bases y crecer en el futuro”. O sea que para crecer , primero hemos de convertirnos en bonsáis, regarnos poco, hacer nuestra fotosíntesis lo más discretamente posible  y una vez bien comprimidos y reducidos a la mínima esencia, nos dejarán crecer. Venga, vamos a intentarlo, que si lo conseguimos seremos pioneros y referentes  de las próximas crónicas de nuestros ilustres historiadores.
Y no tenemos que sentirnos solos porque, nos insisten en  que este es un esfuerzo  para toda la sociedad. Todos, trabajadores asalariados, funcionarios privilegiados, jubilados anticipados, pensionistas  con ó sin pensión y parados sin opción, todos seremos referentes de la austeridad necesaria y pasaremos a ser  miembros honoríficos de “este maravilloso proyecto de reorganización del estado del bienestar”. Más alegría…..

Es así como pretenden escribir la historia  estos gestores del nuevo lenguaje de la crisis, pero la historia por suerte siempre da la oportunidad de poner a sus dirigentes en el sitio que les corresponde y no en el que ellos pretenden escribiéndola sobre renglones torcidos.


2 comentarios:

  1. INSISTO: Me quiero buscar otro planeta y, como dicen los niños "desapuntarme" de éste

    ResponderEliminar
  2. Ok. Yo también seguiré insistiendo desde este blog para encontrar otro lenguaje y otras formas de "hacer".

    ResponderEliminar

Marea naranja

Marea naranja
Navegando con la marea naranja(cliquea)

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar
Imagenes para sobrellevar la crisis

Mercedes Sosa

Mercedes Sosa
Mercedes Sosa: "Gracias a la vida"

ZAZ

ZAZ
ZAZ- Je veux

Tiken jah Fakoly: Ya nada me asombra

Macaco: "Mensajes de Agua"y su aportación a los discapacitados

Discurso final de Charles Chaplin en la película “el Gran Dictador

Eduardo Galiano: El Derecho al delirio

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

PUEDES SEGUIRME DESDE TU CORREO ELECTRÓNICO

SEGUIDORES