martes, 17 de diciembre de 2013



     Nunca un intérprete del lenguaje de signos había adquirido tanta notoriedad y fama como Thamsanga Jautjie, intérprete en este caso de  los dirigentes que intervinieron en la ceremonia del funeral de Mandela.
 Thamsanga, más que hacer traducción en lenguaje de signos, realizó signos en “su lenguaje” dignos de que se le interpretaran a él. El susodicho intérprete escenifica movimientos de manos inconexos, sin sentido  e indescifrables, alegando que sufrió episodio esquizofrénico en el que “oía voces y veía ángeles”, hecho que le distrajo durante las traducciones. Y permaneció durante toda la ceremonia agitando sin parar manos y brazos al albor de las entradas y paradas en los discursos de los intervinientes (ver)
Este episodio ha dado  lugar a multitud de valoraciones e interpretaciones, unas muy serias, otras no tanto. Yo prefiero ante todo quedarme con el resultado satisfactorio de que su alucinación no le llevó a ver otro tipo de ángeles más justicieros que le provocaran reacciones menos pacificas.
Valorada la situación desde la distancia del episodio esquizoide, yo creo que en realidad el señor Thamsanga  estaba “rapeando”  ante “la hipocresía” de tanto dirigente elogiando a Mandela y se convirtió en otro defraudador más en este caso “hablando sin palabras”.
Profundizando más en esa visión angelical que refirió tener, creo que en realidad fue producto de la aparición del “angelito Rajoy” tras  su plasma y esto le hizo agitar y agitar los brazos en señal de “bienvenida” pensando que tras él aparecería “el salvador” al que suelen acompañar los ángeles al salir a escena. Cuando expresa su miedo al darse cuenta de lo que le estaba pasando y se lleva la mano al cuello, me atrevo a considerar que el relaxing cup de Ana Botella  tuvo mucho que ver y los cortes de mangas que aparenta realizar con sus manos  me hacen suponer  que no son otros que los finiquitos de Cospedal. Todo lo que llevamos intentando entender durante estos años de tortura informativa aquí, este interprete lo soluciona en una tarde en Sudáfrica. Consciente, no obstante de su lio con los ángeles  reconoce al mundo su equívoco, pero ninguno de los angelitos que lo rodeaban le apoyó.
No hagamos caza de brujas.  Yo creo que Thamsanga medicado puede ser muy útil, porque es buen actor, interpreta a los “angelitos del mundo” muy bien, se mueve por el escenario con prudencia y comunica “sin hablar” lo que otros hablando no hacen.
Propongo que se le contrate en este país para interpretar las ruedas de prensa de nuestros políticos y dar luz a “los ángeles salvadores” de sus sueños. Creo que este "profesional” nos ayudará s salir de la crisis con uno de sus magistrales cortes de mangas.
Ahora que están tan de moda los donativos y las campañas solidarias, inicio la mía desde estas líneas pidiendo la contratación sin finiquito para Thamsanga y “sus ángeles”.

PD: Os dejo con una verdadera intérprete del lenguaje de signos para que disfrutéis.




2 comentarios:

  1. Muy bueno Begoña. El interprete me recuerda a nuestros políticos: creeemos que dicen cosas sensatas y realmente nos damos cuenta mas tarde del disparate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es .Y lo que nos queda por interpretar aún......

      Eliminar

Marea naranja

Marea naranja
Navegando con la marea naranja(cliquea)

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar
Imagenes para sobrellevar la crisis

Mercedes Sosa

Mercedes Sosa
Mercedes Sosa: "Gracias a la vida"

ZAZ

ZAZ
ZAZ- Je veux

Tiken jah Fakoly: Ya nada me asombra

Macaco: "Mensajes de Agua"y su aportación a los discapacitados

Discurso final de Charles Chaplin en la película “el Gran Dictador

Eduardo Galiano: El Derecho al delirio

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

PUEDES SEGUIRME DESDE TU CORREO ELECTRÓNICO

SEGUIDORES