sábado, 7 de julio de 2012



            Ya está aquí. La marea naranja ha entrado a formar parte del club de la marejadas. Hace tiempo que este mar del bienestar social está enojado, batiendo olas de amargura e  indignación y desde la  impotencia lanza su rabia con marea de colores que huyen del maravilloso arco iris que  dibujan en el horizonte los fareros de“la costa azul“ alumbrando el camino con sus maliciosos recortes.
            Ya son muchas las mareas que hacen frente a este buque de guerra de la austeridad:  la blanca de  la sanidad, la verde de la educación, la negra del carbón y ahora la naranja de los servicios sociales.
            Este  blog de fondo naranja (quién le iba a decir en su inicio que este color de fondo iba a unirse a la reivindicación de los servicios sociales para todos..) quiere subirse a la marea y desde lo alto de la ola enarbolar la bandera de la justicia social que tanto le duele a nuestros legisladores, dirigientes y políticos, que creyendose dueños de la playa, justifican los fraudes con recortes excluyentes, injustos e incoherentes.
          Han aposentado su chiringuito en  primera linea de playa invitándonos a bebidas  con copago y pinchitos del catering del tercer sector, acompañandose  de una música desafinada con el estribillo repetitivo de “donde dije digo, digo diego”, rimando sin sentido alguno, el ritmo de recortes con el de la  prosperidad, el de la  injusticia con el de la austeridad y justificando el  desmantelamiento del estado del bienestar con el  progreso.
            A la joven ley de dependencia, con apenas siete años, antes de que crezca, la desnutren, quitándole su aporte de calorías.  “Hay que acabar con  las gratuidades, las prebendas sociales de  las que gozaban  los dependientes, que tanta prestación los va empachar. Es necesario ponerse a dieta”. Así piensan estos detractores que nos legislan. Atender a 750.000  personas con derecho a justicia social, les desborda….  les queda grande.
            A esta marea naranja al igual que a todas las que le han precedido, le acompaña el lema de no callarse . “Es necesario manifestar el enojo”, explicaban  en un  estudio de salud publicado recientemente. “ Quienes no manifiesten su enojo, con moderación, pueden sufrir aumento de presión arterial y riesgo de enfermar”, concluía. 

Ahora más que nunca, pues, necesitamos estar sanos  no callando y  protegiendo a los servicios sociales de las desprotecciones a las que les están sometiendo , saliendo cada viernes con la camiseta naranja para denunciar esta  expropiación  que disfrazan de austeridad.

2 comentarios:

  1. Begoña en el Bierzo la Marea Naranja ya tiene su facebook, puedes entrar poniendo Marea Naranja Bierzo 2012. A ver que te parece lo que se está haciendo. Un saludo. Samuel.

    ResponderEliminar
  2. He visto tu aportación a la Marea Naranja y lo que con ella divulgas el no a los recortes sociales. Todas las iniciativas que se hagan para reivindicar la permanencia de los servicios sociales tienen todo mi apoyo.Gracias por tu dedicación.

    ResponderEliminar

Marea naranja

Marea naranja
Navegando con la marea naranja(cliquea)

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar

MIS REGALOS (para reflexionar y disfrutar ) Cliquea imágenes para entrar
Imagenes para sobrellevar la crisis

Mercedes Sosa

Mercedes Sosa
Mercedes Sosa: "Gracias a la vida"

ZAZ

ZAZ
ZAZ- Je veux

Tiken jah Fakoly: Ya nada me asombra

Macaco: "Mensajes de Agua"y su aportación a los discapacitados

Discurso final de Charles Chaplin en la película “el Gran Dictador

Eduardo Galiano: El Derecho al delirio

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

PUEDES SEGUIRME DESDE TU CORREO ELECTRÓNICO

SEGUIDORES